Hace unos días, apareció públicamente en la capital del estado, Ángel Aguirre Herrera, joven político, hijo del ex gobernador

Hace unos días, apareció públicamente en la capital del estado, Ángel Aguirre Herrera, joven político, hijo del ex gobernador

Aguirre Herrera: diferenciarse, no distanciarse

Aguirre Herrera: diferenciarse, no distanciarse

La Razón Pura José Luis González Cuevas

Hace unos días, apareció públicamente en la capital del estado, Ángel Aguirre Herrera, joven político, hijo del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien dejara el mandato en 2014, cuando desempeñaba el gobierno bajo las siglas del Partido de la Revolución Democrática, luego de los trágicos sucesos de Iguala, donde presuntamente un grupo criminal, perpetró un ataque contra los normalistas de Ayotzinapa, que dejó un saldo de dos asesinados y 43 desaparecidos.

La aparición pública de Aguirre Herrera causó cierto prurito en algunos actores políticos, que expresaron su incomodidad en las redes sociales; sin embargo, fueron los más que le celebraron su retorno, luego de un impasse que duró más de un año y medio en el que se dedicó a cursar estudios en el extranjero.

Su retorno fue antecedido por una reunión que su padre sostuvo con diputados locales del Sol Azteca, en la que se habló de actividades de altruismo hacia la sociedad y de apoyo a los sectores más desprotegidos, a través de una fundación que dirige.

Aguirre Herrera, reveló raudo su agenda: “En política a nadie se le debe dar por muerto, vamos a regresar para reposicionar a la Izquierda Progresista Guerrerense (IPG), fortalecer al PRD y unir a las izquierdas con miras a las elecciones de 2018”.

El dirigente destacó que está de vuelta para reposicionar a su corriente Izquierda Progresista Guerrerense (IPG), expresión política que encabezó al interior del PRD y que llegó a tener un amplio crecimiento, que se constituyó en la expresión más grande de ese instituto político.

Admitió que tras los sucesos de Iguala, asumieron guardar prudencia y recordó su participación como candidato a la presidencia municipal de Acapulco, de la cual tuvo que retirarse a pesar de que estaba en primer lugar en las encuestas.

El dos veces diputado, sostuvo que hoy viene con más preparación, experiencia, sensibilidad política y con la pila recargada, para hacer un recorrido por todas las regiones, buscando unificar a las izquierdas en Guerrero, hacia el 2018.

A la pregunta expresa de si le pesa el apellido de su padre, partiendo la experiencia de Dalo Bucaram en Ecuador, cuyo padre fue defenestrado del gobierno, manifestó que buscará hacer su propia historia, “más allá de los apellidos”.

Y en ello, trabajar en beneficio de la gente, con nuevas ideas, mayor experiencia, convencido de que se puede ayudar para mejorar las condiciones de los guerrerenses.
Aguirre Herrera, no niega a su familia, no tiene por qué hacerlo, se enfoca a los buenos aspectos; en política, busca diferenciarse, más no distanciarse. Ser la versión de sí mismo.

Síguenos en nuestras redes sociales

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.