Por supuesto, hay por ahí unos dos que tres maestros que desde el año pasado

Por supuesto, hay por ahí unos dos que tres maestros que desde el año pasado

Inició a clases el 98 por ciento de las escuelas del ciclo escolar 2016-2017

En Guerrero Inició a clases el 98 por ciento de las escuelas del ciclo escolar 2016-2017

Ciclo escolar 2016-2017

Epístolas Surianas. De Julio Ayala Carlos

Epístolas Surianas. De Julio Ayala Carlos

         Julio Ayala Carlos

(Carta a Don Héctor)

DE MÁS DE DIEZ MIL ESCUELAS en el estado, el 98 por ciento de éstas inició clases, o lo que es lo mismo, el ciclo escolar 2016-2017. Es decir, solo unas cuantas escuelas no lo iniciaron el lunes, pero sí este martes, lo que implica que contra lo que se esperaba, el magisterio guerrerense se encuentra en las aulas. Cumpliendo su papel, y enseñando a los niños.

Por supuesto, hay por ahí unos dos que tres maestros que desde el año pasado se niegan a dar clases, aunque eso sí, cobran muy puntualmente su quincena, y lo que es más, exigen más salario. Por fortuna son, como ya decíamos, unos dos o tres, es decir, “el prietito en el arroz”.

Lo importante es que la mayoría, la inmensa mayoría de los maestros, están en las aulas, cumpliendo con su papel, con su responsabilidad de enseñar, y de preparar a las nuevas generaciones para el futuro. Sin duda han entendido que tienen una alta responsabilidad con la educación.

Y qué bueno que así lo entiendan. Qué bueno que estén concientes de su papel, de su responsabilidad. Qué bueno que estén en las escuelas, en las aulas, con todas las limitaciones que allí puedan tener. Qué bueno que no dejen a su suerte a los niños, el futuro del país.

Ya lo he dicho. Los maestros, los verdaderos maestros deben tener un mejor salario y mejores condiciones de trabajo. Eso es indiscutible, y hay que apoyarlos para que lo tengan, pero no a costa de la educación, no abandonando a las escuelas y a los estudiantes. No es vandalizando, incendiando edificios, saqueando o robando, como vamos apoyarlos.

Hay que decirlo. En un estado como el nuestro, con atraso y marginación, y con un alto porcentaje de pobreza en la mayor parte de sus habitantes, la educación es la única vía para alcanzar el progreso. Sin ésta, es prácticamente imposible que se puedan mejorar las condiciones de vida de los que menos tienen.

Por eso, ciertamente, es lamentable que los maestros, aunque pocos, abandonen las aulas, las escuelas, y por supuesto, dejen de dar clases a los niños. ¿Cómo vamos a salir de la pobreza si la única vía para hacerlo, se deja de lado?

Sí. Qué bueno que los maestros estén en las aulas. Qué bueno estén entendiendo su papel. Cierto, es su trabajo, pero también una gran misión: preparar a las generaciones del futuro.

Gracias maestros por estar en las aulas, en las escuelas. Gracias por su misión de enseñar.

A propósito, hay que reconocer también el trabajo que en el sector educativo viene realizando el gobernador del estado. Sin éste, difícilmente se hubiera logrado que el 98 por ciento de las más de 10 mil escuelas existentes en el estado, iniciaran de manera puntual el ciclo escolar 2016-2017 de manera puntual, es decir, el lunes pasado.

Y EN OTRAS COSAS, IGUAL QUE con la llamada “alerta de género”, a la que no pudieron o no quisieron decretar en su momento, cuando eran gobierno, el PRD quiere y exige ahora que sea el de Héctor Astudillo el que resuelva el caso del asesinato de quien en esos momentos era presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, Armando Chavarría Barrera, ocurrido hace 7 años, en el gobierno de Zeferino Torreblanca, de donde fue secretario general.

Y no es que esté mal que lo exijan, pues el gobierno del estado está obligado a resolverlo, al igual que otros casos, algunos heredados de los gobiernos emanados del PRD, pero si no pudieron, o mejor dicho, no quisieron decretar la alerta de género que ahora exigen a gritos, incluida la esposa del Doctor Rogelio Ortega Martínez, quien por un año fue gobernador del estado, y si tampoco pudieron o quisieron resolver el asesinato de Chavarría Barrera, con qué cara exigen ahora que el actual gobierno del estado lo haga?

Y en el Caso de Apango, sólo con una decisión política, que no jurídica, y en consecuencia, no legal, podría el Congreso del estado quitar del cargo a la presidenta municipal de Mártir de Cuilapan, porque los supuestos delitos por los que se le acusa a la edil, no son motivo para que se le finque un juicio político. Sin embargo, de darse el caso, la alcaldesa puede recurrir incluso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en donde el Poder Legislativo local no tiene injerencia.

 

Comentarios:

julio651220@hotmail.com

++++

Comments

Comments are closed.