Responsable la Iglesia católica Ante el fallo sin precedentes, la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia determinó que la Iglesia católica colombiana sí es responsable por los actos de pederastia

Responsable la Iglesia católica Ante el fallo sin precedentes, la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia determinó que la Iglesia católica colombiana sí es responsable por los actos de pederastia

Responsable la Iglesia católica por actos pederastia

Responsable la Iglesia católica por actos pederastia

Bogotá, 8 de octubre de 2015.- Responsable la Iglesia católica Ante el fallo sin precedentes, la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia determinó que la Iglesia católica colombiana sí es responsable por los actos de pederastia

Contrario a lo argumentado por la Iglesia en ocasiones anteriores, en el sentido de no ser responsables de los actos que cometen sus integrantes en las parroquias, la Corte explicó.

Iglesia católica responsable por actos pederastias de abuso sexual infantil, realizados por sacerdotes en el país y emitió la primera condena civil en la materia.

La personería jurídica entregada a las iglesias no quiere decir que sean entes independientes y que, precisamente.

Según el derecho canónico, la Iglesia católica es una organización unitaria y, en consecuencia, no existen clérigos que se administren solos o estén por fuera de la autoridad de una iglesia particular.

La Sala Civil, con ponencia del magistrado Ariel Salazar, sentó jurisprudencia en el sentido de que los entes jurídicos como la Iglesia obran a través de sus agentes (sus ministros y clérigos).

Los actos culposos y lesivos que estos cometen en el desempeño de sus cargos obligan directamente a la organización a la que pertenecen.

En los eventos de acceso carnal violento o acto sexual abusivo cometidos por sacerdotes, no hay duda de que el autor del delito responde penal y civilmente por su acción autónoma.

Su posición de figura pública y respetable, y aprovechando la confianza que los feligreses depositan en la reputación espiritual y moral de su pastor religioso, lo que hace a la diócesis incardinante directamente.

No obstante, el sacerdote los sometió y accedió en la misma iglesia, causándoles graves lesiones físicas en las partes íntimas de los menores y traumas psicológicos para ellos y toda la familia.

La Corte ratificó una condena que en 2011 el Tribunal Superior de Ibagué impuso a la Diócesis de Líbano-Honda a pagar 430 millones, que a fecha de hoy serían cerca de 800 millones.

¡¡Bienvenidos!! y gracias por ver nuestras noticias del día

¡¡¡Síguenos en nuestras redes sociales!!!