El temor de muchos padres hacia la tecnología se ha agudizado en los últimos tiempos

El temor de muchos padres hacia la tecnología se ha agudizado en los últimos tiempos

Tecnologías

Tecnologías

El juego de las esferas. Por: María Concepción Recio.

El temor de muchos padres hacia la tecnología se ha agudizado en los últimos tiempos. Y es que de ella se derivan numerosas influencias acerca de la formación de los hijos y de la manera en que pueden relacionarse con el entorno.

Hay numerosas vertientes de opinión a favor y muchas en contra de la idea de que niños y jóvenes tengan acceso a tecnologías a través del celular, de las redes sociales y otras muy distintas formas de comunicación.

Mientras que se elevan las voces de los educadores que propugnan por una menor utilización de los aparatos digitales, muchos de ellos mismos consideran impensable que sus alumnos no tengan acceso a internet. Así, las consultas por ese medio se vuelven cada día más frecuentes, mientras que subir a plataformas digitales también se ha vuelto una práctica común que incluso es alentada desde los propios libros de texto y seguida y calificada por los maestros.

Los niños requieren un uso equilibrado de la tecnología. Un uso que sea, por supuesto, responsable. ¿Pero los padres de familia y los propios maestros estamos dispuestos a lograr que el empleo lo sea? En estos tiempos modernos, a muchas familias lo que les falta es precisamente tiempo para dedicar a los niños. Y, a veces, no solamente tiempo, sino disposición de hacerlo.

Por ello, resulta encomiable observar a todos aquellos que dedican los fines de semana a los hijos, ya en los parques, ya en los centros recreativos.

Al preguntarle a un grupo de niños qué es lo que encuentran en el celular; una mayoría respondió las cosas más simples pero todas relacionadas con estar en contacto con “alguien”. “Textear”; “mandar fotos”, “hablar con mis abuelos”. Para otros más fue el entretenimiento lo principal, los vídeos que los mantienen pegados al celular muy buena parte de la tarde o los fines de semana.

En la atmósfera de sus respuestas quedaba claro que la idea de comunicarse con alguien más era importante para ellos. Una persona o grupo de personas que no estando frente a ellos; la necesitan para cumplir con una de las grandes necesidades a que se enfrentan los seres humanos: el impulso gregario.

Si los padres y los educadores toman mayor conciencia de esta realidad; pronto las generaciones que han nacido con el internet pudieran servirse de él; sin convertirse en sus mejores esclavas.

En nuestra ciudad; son muchos los espacios que los padres de familia pueden disfrutar al aire libre. Ojalá y seamos un poco más conscientes de ello; a fin de lograr el tan deseado equilibrio y una vida mucho más sana para nuestros hijos, que a la postre se convertirá en más rica y eficiente.

NUESTRO ENTORNO

En este momento; en nuestra ciudad se construyen dos grandes centros comerciales. La construcción de nuevos fraccionamientos también es evidente. Esperemos tener autoridades vigilantes de que el desarrollo urbano sea el adecuado. Saltillo requiere un crecimiento armónico. ¿Cuándo llegará el momento en que se decida no abrir más espacios que invadan los entornos naturales de cerros y sierras?

La presencia de un venado en la colonia Misión Cerritos no hace sino pensar que somos nosotros los que estamos invadiendo su hábitat; no los animales el nuestro. De igual manera ocurrió con los oseznos que de pronto arribaron a las colonias recién instaladas en la falda de la sierra.

Como ciudadanos debemos vigilar que el entorno de Saltillo no se vea invadido hasta el grado de poner en peligro la supervivencia en el Valle. ¿Cuántos de nosotros estamos dispuestos a defenderlo? Necesitamos tomar una mayor conciencia de lo que está ocurriendo en la ciudad.

Un día sin que apenas nos demos cuenta si continuamos en un estado de indiferencia; ya no podremos hacer nada. La negligencia nos cobrará la factura.

Las autoridades municipales juegan un papel importantísimo. De ellas depende que exista una reglamentación adecuada y que se respete. Privilegiando el cuidado y la preservación de esta ciudad que un día fue llamada “La ciudad de la salud y las flores”. ¿Somos capaces de lograr que siga siendo una ciudad adecuada y deseable para vivir?

 

¡¡Bienvenidos!! y gracias por ver nuestras noticias del día

¡¡¡Síguenos en nuestras redes sociales!!!