México.- Yoga en el embarazo un beneficio practicarlo, uso necesario al final del último mes de la gestación donde puede ser benéfico y seguro para las futuras madres.

Informó el estudio del Centro Médico de la Universidad Jersey Shore de Neptune, Nueva Jersey (Estados Unidos).

México.- Yoga en el embarazo un beneficio practicarlo, uso necesario al final del último mes de la gestación donde puede ser benéfico y seguro para las futuras madres. Informó el estudio del Centro Médico de la Universidad Jersey Shore de Neptune, Nueva Jersey (Estados Unidos).

Yoga un beneficio practicarlo en el embarazo

Yoga un beneficio practicarlo en el embarazo

México.- Yoga en el embarazo un beneficio practicarlo, uso necesario al final del último mes de la gestación donde puede ser benéfico y seguro para las futuras madres.

Informó el estudio del Centro Médico de la Universidad Jersey Shore de Neptune, Nueva Jersey (Estados Unidos).

Asimismo, descubrió que las posturas de yoga no parecen ejercer un estrés innecesario en la madre ni en el bebé.

Así como el uso de mediciones en tiempo real, los investigadores mostraron que varias posturas de yoga no tuvieron efectos perjudiciales en la frecuencia cardiaca, la presión arterial ni otros signos vitales para la embarazada y su bebé.

Los investigadores dijeron que estos resultados dan tranquilidad sobre el hecho de que las posturas que se hacen en una clase de yoga, que tienen a veces una apariencia exótica, son seguras en general para las mujeres embarazadas.

La salvedad es que a menudo se deben introducir modificaciones, señala la autora del estudio, Rachael Polis.

En un embarazo saludable, animamos a que se hagan muchos tipos de actividad moderada, Fahimeh, indicó.

Creo que estos hallazgos ayudan a validar lo que hemos estado diciendo a las mujeres.

Rachael Polis y sus colaboradores reclutaron a 25 mujeres con un buen estado de salud que estaban entre la semana 35 y la 38 de embarazo. Algunas practicaban yoga con regularidad, algunas tenían poca experiencia y otras eran novatas.

Los investigadores hicieron que cada una de las mujeres realizara una sesión individual con un profesor de yoga, en la que practicaron 26 posturas distintas.

No obstante, Rachael recomienda a las mujeres embarazadas hablar con su médico antes de empezar una rutina de ejercicios.

Para darle seguimiento los ejercicios pueden ser monitoreados a los signos vitales de las mujeres, incluyendo la frecuencia cardiaca, los niveles de oxígeno en la sangre y las contracciones uterinas.

Además, las posturas variaron y al final, ninguna de las posturas provocó cambios preocupantes en ninguno de los signos vitales de las mujeres. La frecuencia cardiaca de los fetos también fue estable.

Por ejemplo: Una clase de yoga prenatal, o una clase con un nivel básico que avanza a un paso moderado, son buenas formas para que las mujeres embarazadas ha hecho ejercicio y se liberen del estrés.

Dedujo, Fahimeh Sasan, profesora asistente de obstetricia, ginecología y ciencias reproductivas de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en Nueva York, finalizó.

 

¡¡Bienvenidos!! y gracias por ver nuestras noticias del día

¡¡¡Síguenos en nuestras redes sociales!!!